Skip to main content

Una consulta muy frecuente en nuestras redes sociales y que es un poco compleja de abordar por ese medio es cuando nos preguntan por el precio de los audífonos medicados. Por ello, con este post trataremos de entrar en más detalle intentando darle mayor referencia e información a las personas que están en la búsqueda de un aparato que les soluciones a ellos o a un familiar sus necesidades auditivas. Como en todos los aparatos tecnológicos, cuando son adquiridos uno no solo paga por el producto físico que utiliza y su manufactura.

Existen costos de investigación y desarrollo, gastos en patentes y todo un equipo de profesionales que realizan diversas actividades ligadas a la optimización de su funcionamiento, programación y desarrollo de software, el cual permanece “invisible” dentro del propio aparato. En las grandes compañías desarrolladoras de tecnología para audífonos el presupuesto destinado a investigación y desarrollo va por encima de los 100 millones de dólares al año. Gracias a estas iniciativas actualmente podemos tener audífonos con procesadores que sobrepasan en potencia a la computadora que llevó al hombre a la luna, lo que permite que cada vez las adaptaciones de aparatos auditivos tengan una mejor respuesta en los pacientes, así como mayor calidad y fidelidad del sonido.

Otro punto interesante son las diversas funcionalidades que han ido adquiriendo los audífonos en los recientes años. El estándar de la industria es ahora contar con audífonos inalámbricos que permitan una interconexión con teléfonos celulares y otros accesorios además de entre los propios audífonos. Sin embargo, cada año se desarrollan nuevas características como monitoreo de funciones cardiacas, detección de caídas y alertas que el audífono puede enviar a personas ante accidentes.

Esto gracias a la inteligencia artificial y a la potencia que han alcanzado sus procesadores. Otro punto importante en el precio viene del lado del servicio y la adaptación. Existen costos mayores relacionados con la capacidad y estudios del profesional que realiza las pruebas y acompaña a los pacientes durante su proceso de adaptación de audífonos. Las personas indicadas para este fin deben ser audiólogos profesionales quienes por sus estudios y experiencia podrán brindar las mejores recomendaciones y soluciones a los pacientes. Lamentablemente en el mercado latinoamericano, muchas veces este importante procedimiento lo realizan personas que no tienen preparación y con formación empírica lo cual resta calidad y muchas veces perjudica la salud auditiva de los pacientes.

Estos puntos hacen que los audífonos sean productos de alta tecnología y que deben ser adaptados por profesionales adecuados y preparados, siendo el precio un referente directo de la calidad y nivel de desarrollo que alcanza el aparato. Por ello, se debe considerar a los audífonos y su adaptación como una inversión en salud y recordar el viejo refrán, muchas veces lo barato sale caro.